Perdón por traer a Catalina temprano.

La cosa comenzó así. En los 80 la vida se había convertido en un mundo completamente aterrador para nuestros padres y absolutamente grandioso para los que los vivimos la época. Época en la cuál andábamos con  mechones de pelo de verdad miedosos, botas gigantescas desamarradas, camibusos OP o GOTCHA e ínfulas de Rockstars que nunca … Leer más