La fiesta sorpresa

Les cuento una historia corta para su propio bien.

Ella lleva muchos días planeando el cumple de su esposo, compró bombas, pitos y sorpresas… Abrió un grupo de Whatsapp y metió a todos los amigos del alma de su esposo. Al grupo lo nombró «Shhhh piñata».
Les pidió a los amigos silencio, la fiesta sería sorpresa, asado en la tarde y piñata para el homenajeado en la noche.

Pidió consejos al grupo creado, preguntó qué reloj opinaban los amigos debería regalar. Qué ideas podían dar. El grupo «Shhhh piñata» estaba compenetrado, todos participaban y esperaban con ansias la gran fiesta.


Pero la vida sabe jugar su juego y no culta nada. A las 2 am de la noche anterior al gran evento, una notificación fue recibida por el grupo de LOS MEJORES AMIGOS «Shhhh piñata» la conversación era así. «Andy, no puedo esperar para verte, mientras los babosos se jetean nos perdemos y te hago lo que te gusta».
Alguien respondió en el grupo sin entender 
-Qué?? 
Y luego, el grupo quedó en silencio… En la mañana alguien preguntó valientemente. 
– ¿Hay fiesta o no?


Y la dueña del grupo, organizadora de la fiesta, novia y ahora amante oficial, respondió con esto: «No necesito dar explicaciones, ustedes ya se dieron cuenta. Me disculpo con todos». El grupo ‘Shh piñata’ cerró para siempre y los «babosos» se quedaron sin plan pero con la incertidumbre de enterarse a medias.


4 años de matrimonio y todo se destapó así, los engaños salieron a flote por un mensaje desafortunado. ¿o afortunado? Es por eso que mi recomendación de hoy es a cuidar su «rabo e’ paja» (Que seguro tiene) como quien cuida un tesoro, al fin y al cabo es parte de su oscuridad y ella es parte de la vida.

Pero quién soy yo para darle consejos, yo solo vine a contarle mi versión de los hechos.

Gracias por leer.

Por

Pineda

Comparte si te gustó